El IVA y el sistema de precios en libros impresos y digitales: una comparativa internacional

Por Arantxa Mellado el 17.07.2012
11 Comentarios

La última subida del IVA en España no ha tocado al libro en papel, que se mantiene al 4%, pero sí afecta al libro digital, que si ya andaba renqueando con un 18% ahora se las va a tener que ver con un 21%.

Algunos opinan que como sólo supondrá unos céntimos más (en los libros digitales de 3 € o menos) no tendría que afectar a las ventas, y que quizá obligue a los editores a absorber el alza para no tocar los precios actuales de los ebooks más caros.

Yo creo que hay que verlo desde un punto de vista conceptual: el problema no está en que el IVA del libro digital se mantenga en el 18% o suba al 21%, el problema está en el el IVA del libro digital no se equipare al del libro impreso. Porque si un 3% más de diferencia respecto al actual IVA no alterará sustancialmente los precios, un 17% menos (si se equiparara al 4%) podría suponer un cambio altamente beneficioso.

Como siempre es un consuelo ver que hay muchos compartiendo nuestros males, aunque sea de tontos, copio aquí un cuadro que hice el pasado mayo para un Curso sobre edición internacional en el Gremio de Editores de Madrid en el que se hace patente que salvo picarescas excepciones, la mayoría de los países de la CE tienen el mismo problema que nosotros.


Como puede verse, salvo en el caso de Francia y Luxemburgo —que se han saltado las directivas comunitarias a la torera equiparando ambos IVAs—, el resto de los países de la unión europea gravan el libro digital entre el 18 y el 25%. Y salvo Dinamarca, que equipara con un 25% de IVA el libro impreso y el digital, en todos se aprecia una diferencia media de 13,6 puntos entre el papel y el digital (destaca la de Gran Bretaña, de 20 puntos, ya que el IVA del libro impreso es del 0% y el del digital del 20%).

Hasta ahora parecía establecido que el IVA 0 que impone EEUU para todos los libros en papel (la subida está sometida a una moratoria que parece suspendida en el tiempo) ha sido esencial para el crecimiento de la industria del libro en este país en los últimos años, y que Europa debería seguir el mismo camino si quiere ser competitiva a escala mundial. Sin embargo, me llama la atención el espectacular crecimiento que la industria del libro digital ha tenido en Gran Bretaña, poniéndose casi a la altura de EEUU, a pesar del mencionado IVA del 20%. ¿Puede ser que en él haya influido la libre determinación de los precios?

Es una pregunta de calado demasiado profundo para dar una respuesta sin una investigación previa, pero a priori habría que tener en cuenta dos factores más: El mercado alemán también está viendo fuertes crecimientos, y también tiene un sistema libre de precios para el libro digital (no así en papel), aunque la poderosa Börsenverein, la Asociación de Editores y Libreros Alemanes, se está planteando la fijación del precio en este formato. Y el gobierno holandés liberalizó los precios a principio de año, por considerarlo necesario para el desarrollo de la industria digital, aunque aún es pronto para ver la repercusión en ventas.

La Comisión Europea ha expresado su disposición a considerar antes de finales de 2013 a una convergencia de los tipos de IVA aplicables a los libros en papel y libros digitales. A ver.