Nunca hay que desestimar al lector, pero menos aún al lector “transmedia”: el caso Mass Effect: Deception

Por Arantxa Mellado el 07.02.2012
1 Comentario

Una de las características del lector del siglo XXI es su identificación con las redes sociales. El lector del siglo XXI se relaciona a través de la red, busca recomendaciones a través de la red, expresa sus opiniones a través de la red, se informa a través de la red, conversa a través de la red y compra a través de la red. El lector del siglo XXI ya no se guarda para sí sus opiniones sobre un libro, las comparte, porque siempre habrá quien le lea y las discuta, o no. El lector del siglo XXI no se va a callar los errores que encuentre en los libros, porque las redes sociales le dan el medio donde expresar su queja y muchos interlocutores para escucharla. ¿Es el lector del siglo XXI más exigente que los de tiempos anteriores? No, quizá incluso sea más condescendiente con los defectos de forma –esas líneas huérfanas y viudas, esas palabras mal cortadas y demás horrores tipográficos que a algunos nos ponen los pelos de punta­–, consecuencia de los problemas que de momento dan las conversiones de formato y la adaptación a los diferentes e-readers. Pero el lector del siglo XXI tiene un potente canal para expresar las opiniones, alegrías y decepciones que le deparen los libros, y los va a usar.

El lector de género del siglo XXI, es un lector cada vez más “transmedia” o “crossmedia”, interesado en todas las versiones y formatos que las industrias le ofrezcan sobre su tema o personajes favoritos. Este usuario transmedia consume bandas sonoras, películas, cómics, series de televisión, aplicaciones, juegos, video juegos y merchandising. Es un conocedor muy profundo del entorno del género del que es fan y, por lo tanto, mucho más exigente que el consumidor medio. Muchos de ellos son nuevos lectores, jóvenes y adultos que llegan a la lectura gracias a la versión libro de sus juegos, películas o series favoritas, un nuevo mercado muy sensible que el editor va a tener que cuidar con especial mimo, pero del que también puede sacar mucho provecho. Nunca hay que desestimar al lector, pero menos aún al lector “transmedia“.

Mass Effect: Deception es una novela recientemente publicada en EEUU, basada en una popular saga de video juegos, que también ha dado lugar a otras novelas y cómics. Está tan plagada de errores respecto a las características, edad, descripción y relación entre los personajes, así como en la línea argumental, que los fans se han puesto en pie de guerra contra el editor. Además de las críticas terribles que han vertido en la red, han puesto en práctica una iniciativa muy interesante: un grupo de fans ha publicado una extensa lista donde se recopilan todos los fallos que contiene la novela, ya que no se contradice simplemente con los juegos, sino también con el resto de los libros y cómics. La lista de fallos es colaborativa ­—se ha publicado en Google Docs y es accesible a cualquiera de los fans, que pueden editarla y añadir más— y se han estructurado los errores por categorías y según su gravedad.

Para los fans esto ha sido un castigo para el editor, una forma de poner en evidencia la mala calidad de su trabajo. Pero el editor debería verlo más como una bendición que como un castigo: un grupo de expertos altamente cualificados ha puesto a su disposición de forma gratuita todas las claves para componer un libro que se ajuste exactamente a lo establecido en juegos, cómics y novelas anteriores, y que pueda satisfacer al público más exigente. Sólo tiene que trasladar esa lista al texto y hacer las modificaciones pertinentes. Si además el editor es inteligente y publica en esa nueva versión los nombres de los colaboradores en la lista y regala unos cuantos ejemplares a los que se manifestaron en los foros, puede incluso ganar un buen puñado de lectores fieles y enmendar su maltrecha reputación. De momento, han tenido ya el acierto de publicar un mensaje de disculpa en el foro del juego que ha sido recibido por los fans con un victorioso “We won!” (¡Ganamos!).

Los fans de Mass Effect nos han pedido que nos pronunciemos acerca de los recientes problemas en Mass Effect: Deception. Los hemos escuchado y esta es nuestra respuesta:

Los equipos de Del Rey y BioWare quieren ofrecer sus más sinceras disculpas a los fans de Mass Effect por los errores y descuidos en la reciente novela Mass Effect: Deception. Estamos trabajando en una serie de cambios que aparecerán en futuras ediciones d ela novela.

Nos gustaría agradecer a los fans de Mass Effect su pasión y dedicación por este mundo en crecimiento,  asegurarles que les escuchamos y nos los tomamos muy en serio.

Fidelización y reputación, dos de las claves de la supervivencia del editor en la era digital.