Dime cómo vendes

Leíamos hace poco en el blog El Llibreter una ilustrativa entrada en la que además de explicar brevemente el protocolo a través del cual las distribuidoras promocionan de cara  a los libreros las novedades de los sellos que distribuyen, su autor hace un compendio de lugares comunes que suelen aparecer de manera recurrente en los argumentos de venta que presentan en sus catalogos.

catalogo1

(Imagen del ilustrador Álvaro Pérez: catálogo editorial Algaida 2007)

Para empezar, El Llibreter enumera los ítems de información sobre los libros que normalmente tiene un catálogo de novedades, hace referencia a los tiempos en los que éste debe ser presentado a los libreros y, finalmente, alude a la información de apoyo por la que viene acompañado. Y es aquí donde aparecen los argumentos de venta:

‘Éxito de ventas internacional’, ‘el autor es un reputado crítico musical o periodista o cocinero o profesor universitario’, ‘breve pero intenso’, ‘engancha desde la primera línea o frase o página’, ‘una historia diferente, con buenas dosis de humor, pasión, erotismo y fantasía’, etc.

En estos tiempos en los que todo parece haber entrado en crisis, El Llibreter se encontró hace poco con un curioso argumento de venta utilizado por la editorial Siruela para promocionar un libro de ensayos de Joseph Conrad:

Ahora que la novela da síntomas de agotamiento, es el momento de recuperar la obra de no ficción de Joseph Conrad (1857-1924).

‘Como argumento de venta, es sensacional’, opina El Llibreter. ¿Y vosotros, qué opináis?

Comentarios

  1. dice

    Es un sinsentido, pero supongo que de alguna manera tenían que destacar el libro de Conrad, a priori un poco duro de colocar (aunque a mi me parece de lo más interesante). Pero que una editorial te diga lo del agotamiento de la novela mientras te intenta vender su lote de novedades es… chocante.

    Contestar

  2. dice

    Alfredo, justamente en ese tipo de vueltas de tuerca pueden estar tanto los aciertos como los desaciertos de las estrategias de promoción.

    Como hoy en día nuestra memoria tiende a durar tan poco debido a las avalanchas de información a las que estamos expuestos, quizás una contradicción como la que planteas no suponga ningún problema porque al cabo de unos días habremos olvidado que quien nos decía que la novela estaba agotándose ahora nos quiere vender unas cuantas…

    Gracias por tu comentario.
    Un saludo del equipo de Ediciona.

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>